reconoce sus orígenes

El JNE le ganó a Steve Harvey

Decisiones y contradicciones de ente electoral lo colocan en esta cómica posición

Cristina Andrade

Publicado: 2016-02-23

La verdad, el JNE en esta elección a mi parecer, le está restando credibilidad al proceso electoral, con tantas idas y contravenidas, decisiones y contradicciones que está tomando en las últimas semanas.

Primero, dice que Julio Guzmán no puede postular por cuestiones insubsanables, luego le da un plazo de dos días para corregir. Ojo, que el JEE pertenece al JNE así que en teoría deberían estar de acuerdo, porque si el JNE dice algo y es la cabeza del JEE debería seguirse en la misma línea. Sin embargo con tanto cambio e interpretación en el papel, lo único que se consigue con ambas instituciones es dilatar el proceso, hacerlo largo, no se si por ayudar con la campaña dándole publicidad con tanto suspenso, o para evitar que cualquier queja en el Tribunal Constitucional se resuelva antes de abril.

Ahora, el problema va mas allá del partido de Guzmán, porque si fuese cierto como todo lo indica que la ola morada incumplió con el procedimiento que todos los otros partidos tomaron por la legalidad del proceso, entonces debería quedar fuera. Nadie tiene corona.

Sin embargo, todo se deja a la especulación, a la suspicacia, debido a que el JNE toma decisiones, las redacta, nadie da la cara, solo la muestran en nota de prensa, y ni siquiera las fundamenta correctamente.  No son directos, por eso los abogados le dan varias interpretaciones confundiendo aún mas a la gente y creo que hasta a los mismos GuzmanLovers.

Sobre el caso Acuña, en cambio va reeeeeeelento, el plagio al parecer pasó piola igual que regalar plata como cancha, el hecho de decir que vive en San Juan de Lurigancho cuando no lo hace todo pasa como si nada.  Recién ahora están viendo si participa o no, varias semanas después del escándalo.  No se sabe hasta cuando dilaten este tema.

Otras candidaturas en cambio, extrañamente pasan por agua tibia, como el PPC que supuestamente no cumplió con todo el procedimiento y luego quedó libre de polvo y paja en cuestión de horas. Vaya suerte!

Lo gracioso ahora, y lo más pintoresco hasta el momento, la última cereza del pastel que hace que el JNE le gana a Steve Marley en poca o cero credibilidad, es que Renzo Reggiardo presentó su renuncia a la candidatura presidencial hace unos días, pero como estamos en un país de locos, el JNE la rechazó, quiere decir que sigue en carrera.

Así las cosas, Reggiardo sigue siendo candidato presidencial aunque no lo quiera, mientras Guzmán y Acuña rezan a todos los santos que no los saquen de campaña, ante un indeciso JNE que por querer quedar bien, queda peor al demorarse tanto en decidir y cambiar a cada rato de opinión.

Presiones? Las debe haber, aunque no deberían importar si se trata de una institución pública independiente, pero ya vimos que a veces pesa mas el amiguismo, las relaciones públicas, los honoris causa, las llamadas de Palacio y otros en la decisión.


Escrito por

crisanris

Periodista, comunicadora digital, tuitera, bloguera y mamá. Trabajé en TV 12 años pero no perdí mi independencia ni la sinceridad


Publicado en

TINTA ROJA

el detrás de cámara de una reportera